Tu niño interior reclama al adulto capaz

El problema de resistirse a crecer es que estamos diciendo NO a nuestro niño interior. El que se niega a crecer nunca será libre de sanar.

Hoy te comparto este extracto de nuestra clase online de mindfulness y desarrollo personal donde explico cómo debemos actuar ante el reclamo de nuestro niño el cual se manifiesta en nuestras emociones pidiendo que nos hagamos cargo de él facilitándole atención para cubrirle esas carencias y necesidades que aún están pendientes de atender.

Recolocar al adulto es ser conscientes de nuestras emociones y reacciones preguntándonos si es el niño el que nos está reclamando, si es el niño el que siente todos esos miedos e inseguridades para calmarle y ponerle a salvo.

Somos adultos capaces; capaces de cubrir todas esas carencias y necesidades. Por mucho que nos digamos que no, lo somos, pues tenemos todas las herramientas internas para hacerlo. No hacerlo es un acto de irresponsabilidad que sólo alarga el sufrimiento, continuando siendo víctimas de nuestros miedos, de nuestras inseguridades, de nuestras creencias, de nuestras emociones, de nuestros pensamientos…

Cuando eres víctima estás sometido. Lo único que nos da libertad como adultos es la responsabilidad. Si no crecemos estamos sometidos.

Con Amor;

Rebeca BenLuz