SIN TU PRESENCIA JAMÁS SE PODRÁ MANIFESTAR EL AMOR QUE ERES EN TU VIDA

Presencia, Consciencia, Energía, Amor, Divinidad…todo es lo mismo. Eso es lo que he aprendido a lo largo de los años como practicante y profesora de meditación y mindfulness.

Cuando acompaño en mi trabajo, sea en las clases o en las sesiones privadas, a las personas en su proceso para amarse a ellos mismos, saber quiénes son y para qué están aquí, insisto en guiarles para que puedan ser conscientes de su propia presencia, pues el amor propio y la presencia son lo mismo: tú eres amor y todo lo que necesitas en tu vida es darte la presencia de ese amor que ya eres.

Este movimiento interno en el que empezamos a despertar a lo que realmente somos requiere salir del automatismo de la mente pensante, eso que llamamos ego, para entrar en la esencia creadora de nuestro Ser.

El automatismo del ego nos ha convertido en seres mecánicos que viven bajo sus ordenes para vivir una vida aparentemente controlada, sin darnos cuenta de que la mente dormida nos está controlando a nosotros para vivir en una huida constante de lo que realmente somos y sentimos, pero sobre todo, nos mantiene dormidos para no ser conscientes de toda la porquería desde la que el ego nos hace funcionar, porque ese control que cree necesitar es la estrategia que usa para que no enfrentemos los miedos, las culpas y todos los sentimientos y elecciones inconscientes desde los que nos maneja y nos anestesia.

Vivir controlados por el ego es vivir controlados por el pasado, por el miedo, por la culpa, por creencias inconscientes y obsoletas que no nos permiten crecer y evolucionar hacia lo que somos.

Vivir controlados por el ego es vivir sin propósito y sin saber quiénes somos en realidad. Ese es el automatismo del ego: velar nuestro Ser, nuestro verdadero poder y la Verdad del Amor.

Sólo es que mediante el amor, llevando presencia a todo lo que sentimos y pensamos, podemos ir reconociendo nuestra unión con el Todo. Alinearnos con nuestro alma y con el Universo es crecer, y crecer es salir del letargo, de la hipnosis y del control del ego.

Sólo el Amor produce transformación. Sólo el Amor puede mostrarnos el camino correcto, sólo el Amor nos muestra la Verdad; y ese amor sólo se reconoce a través del amor propio, de darnos presencia en cada lugar interno en el que no nos estamos amando. Esas partes donde el miedo y la culpa, la desconfianza, la inseguridad y la falta de valía están esperando a ser reconocidas y sustituidas por la presencia del Amor que eres.

Tu presencia es el Amor que necesitas; es todo lo que necesitas. Porque la presencia es esa unión de ti con Dios. El Amor es una unión con lo Divino…recuérdalo: tu presencia es la unión de ti con Dios; y no hay Amor más grande que esa unión.

A través de la conciencia plena de la meditación y del mindfulness es cómo entramos en contacto con el momento presente, que es el único momento donde podemos darnos toda la presencia que necesitamos para deshacer la locura, letargo y control del ego.

Te comparto este vídeo para que puedas profundizar más en este aspecto, y te invito a que eches un vistazo al curso online de mindfulness donde yo te acompaño durante ocho semanas para que puedas salir del control del ego, vivir en el momento presente y despertar la presencia en ti para vivir desde el amor que realmente eres y conectes con tu propósito de vida de una manera amorosa y libre de dudas.

Con mucho Amor;

Rebeca BenLuz

Agenda una sesión conmigo online para deshacer tus bloqueos hacia tu Divinidad, Propósito y Abundancia