EQUILIBRIO DEL SER CON EL HACER

Trabajar la atención plena o mindfulness no es otra cosa que acercarnos a quiénes somos y para qué estamos aquí.

Pasamos de vivir una en una línea horizontal que nos mantiene entre el pasado y el futuro, saltando el momento real del presente, a vivir desde una línea vertical en la que comenzamos a ser conscientes de nuestras dimensiones más importantes.

Experimentar desde esta línea vertical significa conocernos y despertar nuestra consciencia, liberándonos de los automatismos que nos mantienen viviendo una vida sin sentido y llena de «tengo que hacer, tengo que…tengo que…» arrastrados por nuestros pensamientos y nuestras emociones, con la impresión de que algo no va bien en nosotros. Y claro que algo no va bien, porque estamos desatendidos por nosotros mismos.

Hacer sin Ser, es no hacer. Es vivir en referencia a nuestro pasado proyectando los mismos pensamientos y emociones sobre el futuro. Es sufrir por nuestras culpas y nuestros miedos.

Hacer desde el Ser, significa equilibrar nuestra vida, vivir atendiendo amorosamente nuestras dimensiones y en plenitud. Estar presente en lo que hacemos, en lo que pensamos y en lo que sentimos.

Ser conscientes es lo más importante. Sin consciencia no existe la sensación de estar viviendo plenamente.

¿Y tú? ¿Vives en equilibrio o estás aún en la línea horizontal?

Te invito a reflexionar sobre este esquema y comparto contigo este vídeo sobre este tema.

Te deseo un día consciente.

Con amor;

Rebeca BenLuz