Lo único que te separa del amor hacia ti es el miedo

Ante el miedo reaccionas de tres maneras: huyendo, evitando o atacando, y eso es lo que haces contigo mism@

¿Cuánto tiempo llevas sintiendo que no te quieres lo suficiente? ¿Llevas mucho sintiendo que no te aceptas plenamente? ¿Y sabes por qué te ocurre esto? ¿Lo sabes con certeza? Pues seguro que puede servirte lo que hoy te comparto.

No sé si habrás oido alguna vez que lo opuesto al miedo es el amor. Que donde hay miedo no hay amor, y que el amor es ausencia de miedo. Y así es, tal cual.

Si te falta amor hacia ti, ¿no será que estás viviendo con miedo hacia ti? Y puede que esto te resulte de primeras algo «raro», pero es muy lógico cuando escuches la lógica que realmente tiene.

Vives con miedo a sentir: miedo a sentir miedo, miedo a sentir ansiedad, miedo a sentir tristeza, miedo a sentir dolor, miedo a sentir rechazo, a sentir ira…vives con miedo a sentir, y sin embargo todas esas emociones y sensaciones forman parte de ti; sin embargo las rechazas, no quieres sentirlas porque las temes, huyes de ellas o las evitas. Cuando haces esto, ¿sabes a quién estas rechazando? ¿Sabes a quién estás evitando? A ti. Te estás temiendo a ti. Vives las emociones como algo amenazante y peligroso, y las emociones no son algo que se den fuera de ti; se dan en ti, por lo tanto tú te estás percibiendo como algo amenazante y peligroso.

También vives con miedo a tus pensamientos. Temes el tipo de pensamientos que surgen en tu mente, no te gustan…intentas no pensar en esto o lo otro, es decir…rechazas tus pensamientos, huyes de ellos, intentas evitarles. Y los pensamientos forman parte de ti, por lo tanto si les rechazas a ellos te estás rechazando a ti. Les percibes como amenazantes y peligrosos, por eso les temes…así que ya sabrás a quien entonces percibes como peligroso y amenazante…a ti mism@.

Crees que los pensamientos o las emociones tienen el poder de hacerte daño, y ese es el gran error. No tienen esa capacidad, esa capacidad se la estás dando tú pues te garantizo que ningún pensamiento y ninguna emoción tienen más poder que lo que tu eres. ¿Cómo lo sé? Te pongo un ejemplo: un dedo de tu mano forma parte de ti, pero tú no eres exclusivamente un dedo. Tu dedo sólo es una parte muy muy muy pequeñita de todo lo que tú eres, estamos de acuerdo, ¿verdad?

Un pensamiento o una emoción es lo mismo, una parte muy muy muy pequeñita de todo lo que tú eres. Son experiencias que surgen dentro de ti pero que no son tú, lo que ocurre, y aquí otro gran error, es que te identificas con ello y por eso lo estás dando tanto poder. Y es tal el poder que has otorgado a esas experiencias que hasta las temes. No olvides que como te he dicho, forman parte de ti y al temerlas te estás temiendo a ti.

Cuando tenemos miedo de algo tenemos tres reacciones: huir, evitar o atacar. Y esas son las tres reacciones que tienes hacia ti: te huyes, te evitas y te atacas.

En mis clases online de mindfulness y desarrollo transpersonal, cuando trabajamos la meditación para practicarla en casa, sé por qué a los alumnos les cuesta tanto sentarse con ellos mismos a meditar: porque siguen en ese patrón de huir o evitarse a ellos mismos. Pero cuando practicas en la meditación lo que estas haciendo es desidentificarte de todo aquello con lo que estabas identificado: te desidentificas de aquello a lo que tanto temías, tus pensamientos y emociones. Y a medida que te vas desidentificando de ello, vas perdiendo el miedo, vas dejando de darles esa cualidad de peligrosos y amenazantes, entonces te acercas a ello sin miedo, con aceptación y ocurre lo inevitable: te estás dejando de rechazar, te estás perdiendo el miedo y te estás empezando a amar y a aceptar.

Aquí te comparto un extracto de mi clase sobre este asunto para que puedas integrarlo un poco mejor y decidas, sólo por hoy, dejar de temerte.

Donde hay amor hacia uno mismo hay ausencia de miedo hacia uno mismo. 

Con Amor;

Rebeca BenLuz

¿Quieres participar en una de mis clases online de mindfulness y desarrollo personal? Rellena este formulario y te envío toda la información.

Contáctanos